Incerta glòria [Incierta gloria], 1956

(Nou Diccionari 62 de la literatura catalana)

Premio Joanot Martorell de 1955, es una novela dividida en cuatro partes, con la guerra, presentada desde la perspectiva de los vencidos, como centro neurálgico. Se trata, sin embargo, de una obra que el autor fue ampliando en las sucesivas ediciones. Su traducción francesa (1962), ya más extensa que la catalana, suscitó críticas muy elogiosas y el autor fue comparado con Dostoyevski, Bernanos, Greene... La cuarta edición (1971) es ya la definitiva, pero la última parte –la ampliada–, titulada "Últimes notícies", será en la siguiente edición El vent de la nit, y será independiente.

Dominada por tres jóvenes amigos que hicieron la guerra juntos, las dos primeras partes recurren a la forma epistolar y nos presentan la vida en el frente de Aragón –cartas de Lluís a su hermano–, y la retaguardia –escritos de Trini, la compañera de Lluís, a Juli Soleràs. En cambio, las dos últimas son las memorias de Cruells, el tercer amigo, un sacerdote, pero con un salto cronológico importante en El vent de la nit, donde se refleja la Barcelona de posguerra hasta llegar a finales de los sesenta.

Todos estos materiales, estrechamente unidos, dan una fuerte sensación de vida por su estilo ágil y coloquial pero a la vez con numerosas referencias literarias, un estilo capaz de reflejar la complejidad de la intimidad urbana, sobre todo. De hecho, los diferentes personajes son creaciones magníficas, por su autenticidad y evolución, porque, jóvenes inicialmente, se vuelven muy distintos al hacerse mayores, exceptuando Soleràs, una especie de inquietante, lúcido, y profético héroe dostoyevskiano, a la vez extranjero en este mundo que, como los héroes auténticos, es el único que muere joven por sus ideales.

Pero, al lado de la guerra, presentada sin maniqueísmo y con toda su crudeza, está el amor que encarnan dos figuras femeninas, que rozan el mito, sobre todo Carlana. La novela, de hecho, contiene una reflexión profunda sobre el sentido y, especialmente, sobre la dificultad de la vida, que solo el amor ilumina, el amor humano, pero también el divino –que la cruz, un símbolo auténtico, representa. Pero, Incerta glòria trata también otros temas cruciales: la soledad del hombre y el paso del tiempo, sobre todo, mientras mitifica la juventud, esta gloria incierta, fugaz, pero gloria al fin y al cabo. Y es que, partiendo de una situación concreta, la obra se convierte también en una reflexión universal sobre una época dramática, marcada por las guerras.





  • argus, els millors continguts literaris a internet
  • Viquilletra