Historia de un poeta...

Sam Abrams

Màrius Sampere nació en Barcelona el 28 de diciembre de 1928 en la calle de la Igualtat (hoy calle de Cartagena), en el barrio del Guinardó, hijo de Antoni Sampere Hornos, administrativo, y Adela Passarell Semper, administrativa. Antoni Sampere era un hombre robusto, tenaz y con una fuerte vinculación con el país, mientras Adela Passarell era una mujer sensible, delicada y culta. Entre 1929 y 1941 sus padres estuvieron separados, y Màrius vivió con su madre y su familia.

La Guerra Civil acabó con la situación familiar de relativa comodidad económica, de manera que la formación del poeta coincide con una época de grandes privaciones y de gran dolor humano. Màrius Sampere se educó primero en las escuelas de su barrio y después cursó el bachillerato entre el Instituto Balmes y en una academia privada. Tenemos que situar las primeras tentativas poéticas del autor (en castellano) durante esta etapa de estudios, entre 1939 y 1940. De hecho, el poeta ya había descubierto antes el mundo de la literatura de la mano de su madre y de su abuelo materno en la biblioteca familiar.

En 1942, después de volver a vivir juntos, los padres del poeta se establecieron en la calle Andreu Vidal, en Sant Adrià del Besòs. A causa de la situación de la familia se acaba la educación formal del poeta cuando finaliza el bachillerato, y el año 1944-1945 se pone a trabajar en el mundo de los estudios fotográficos y la publicidad en Badalona, trabajo que mantendrá hasta después de la Transición, cuando se convierte en funcionario, dedicándose a cuestiones de asesoría y normalización lingüística.

Al margen del mundo laboral, Sampere empieza su formación musical en 1953 con estudios de solfeo, piano, armonía y contrapunto. Estos estudios llevarán al poeta a ejercer de letrista, músico y compositor en el grupo Estrop entre 1963 y 1967. A finales de los años cincuenta empieza la proyección social de la poesía de Sampere, cuando el joven autor envía obra inédita a diversos premios literarios. Durante esta época, en 1958, Sampere cambia de lengua literaria y escribe sus primeros poemas en catalán.

En 1960 Sampere realiza un largo viaje en coche por Escocia e Inglaterra. De retorno, entre 1961-1962, Sampere formalizó sus impresiones del viaje a través de una serie de poemas que fue la base de su primer libro en catalán, Viatge amb automòbil, no publicado. Acto seguido el poeta se dedicó a componer una nueva recopilación, L'home i el límit, con el que ganaría el premio Carles Riba en 1963. Se puede considerar el hecho de ganar el premio Riba como la inauguración "formal" de la carrera poética de Màrius Sampere, aunque la recopilación galardonada no se publicaría hasta 1968.

A finales de los años sesenta Sampere se estableció profesionalmente en Santa Coloma de Gramenet. En 1969 se casó con Maria del Carme Tarrés, quien ha dado al poeta la seguridad y el apoyo humano, emotivo e intelectual necesarios para construir su obra, sobre todo a partir de la muerte del padre y la madre del autor (1968 y 1973, respectivamente). Durante este periodo el autor experimentó un gran estallido de creatividad que redundó en un alta participación en certámenes literarios (Jocs Florals de Marsella, Badalona, Zurich, Guadalajara, Bruselas, Ginebra, hasta ser nombrado maestro en Gay Saber en 1972) y en la elaboración de un nuevo libro: Poemes il·lícits [Poemas ilícitos], que ganaría el premio President Macià en Ámsterdam en el año 1974.

En 1975 Sampere acaba de consolidar su trayectoria como poeta cuando obtiene el premio Ribas i Carreras de Blanes con Poemes de baixa freqüència [Pomas de baja frecuencia]. El libro fue publicado en 1976 y es uno de los volúmenes más extensos de Sampere, porque reúne prácticamente la mitad de su producción inédita entre 1963 y 1973. Y en 1980 quedó finalista del premio López Picó de Vallirana con un libro que posteriormente ha sido muy reelaborado.

La década de los ochenta trajo dos cambios importantes para Sampere: una nueva y más gratificante orientación profesional y una normalización de la publicación de su obra a partir de un compromiso estable con un destacado editor de poesía. Sampere empieza la década ganando el premio Jordi de Sant Jordi en Valencia, en el año 1982 con la recopilación Samsara [Samsara], de lejana inspiración orientalizante, que será publicado ese mismo año. En 1983 es uno de los finalistas del premio Vicent Andrés Estellés en Valencia y su libro, Qüestions menors [Cuestiones menores], llama la atención del poeta y editor Àlex Susanna. Dos años más tarde, en 1984, es galardonado con el premio Miquel de Palol de Girona con Llibre de les inauguracions [Libro de las inauguraciones]. A raíz de la publicación de este libro empieza la larga relación entre Sampere y Editorial Columna, y se acaba el desdichado peregrinaje del poeta de premio en premio y de editorial en editorial. A partir de 1986, con naturalidad y regularidad, Sampere ha ido publicando los sucesivos volúmenes que forman hoy su obra: Oniris y el tret del caçador [Oniris y el disparo del cazador] (1987), L'ocell que udola [El pájaro que aúlla] (1990), La taula i les estrelles [La mesa y las estrellas] (1992), La cançó de la metamorfosi [La canción de la metamorfosis] (1995) y Demiúrgia [Demiurgia] (1996).

Últimamente, a partir de la publicación de Thanatos suite [Thanatos suite] (Seuba Edicions, 1997) y la presente antología, Sampere ha empezado a diversificar su presencia editorial. Últimamente, también, el poeta ha podido ver señales inequívocas de reconocimiento del alto valor literario de su obra poética por parte de los lectores, la crítica y las instituciones del país.

  • argus, els millors continguts literaris a internet
  • Viquilletra